Los jugadores del Barça durante la semifinal de la Supercopa de España

BUENAS Y MALAS NOTICIAS

Las conclusiones clave tras la derrota del Barça en la Supercopa

Publicación:10/01/2020 - 15:14h

Actualización:10/01/2020 - 15:14h

El Barça perdió este jueves el primer título de la temporada, ya que el pase a la final de la Supercopa de España se lo quedó el Atlético de Madrid. La derrota de los catalanes en el torneo deja varias conclusiones importantes

Entradas para los partidos del FC Barcelona

El FC Barcelona se despidió este jueves de la Supercopa de España en un partido de locos en el que mostró dos cara muy diferenciadas. La primera, y más reconocible, arrolló a un Atlético que sobrevivió gracias a Jan Oblak y al VAR; y la segunda, que ya le ha costado numerosos disgustos en lo que va de campaña, fue la que le enterró, porque permitió que los madrileños resucitaran con demasiada facilidad en diez minutos de intensidad.

Tras un primer análisis en caliente, los catalanes se han dado varias jornadas de reflexión, con cuatro días sin entrenamientos en los que el objetivo es refrescar las piernas y la cabeza. El buen juego exhibido en gran parte del choque en el King Abdullah Sports City hace que sea más duro todavía asimilar el golpe, pero la prioridad en el vestuario es levantarse y mirar hacia adelante, porque todavía queda mucho por disputar.

Es por ello que, como advirtieron algunos 'pesos pesados', toca sacar conclusiones importantes a corto, medio y largo plazo, para que el actual proyecto no quede tocado y hundido y para que el siguiente arranque con ilusiones renovadas. La experiencia debe convertir los últimos tropiezos en un punto clave desde el que resurgir, y apartar los fantasmas, críticas y dudas que llevarían a la desunión que buscan los rivales.

Las conclusiones de la derrota del Barça

Este equipo tiene mucho recorrido

Aunque es obvio que el Barça está en pleno proceso de transición, también lo es que no hay que derribar un proyecto que aún tiene mucho por ofrecer. En Arabia Saudí se vio un equipo que hacía tiempo que no brillaba así, porque contuvo a uno de los mejores conjuntos que actualmente existen en Europa. El Atlético no mostró su mejor versión y eso en parte fue por la inspiración de los culés, que lo maniataron y se dedicaron a buscar las grietas en un blindaje que a Diego Simeone siempre le suele funcionar.

Las combinaciones aceleraron en tres cuartos de campo y la presión tras pérdida, más ordenada que en los últimos meses, fue, evidentemente, más efectiva, lo que permitió acumular ocasiones de sobra para ganar. Si acaso faltó algo de fortuna para esquivar a Jan Oblak y al VAR, pero como apuntó con acierto Leo Messi, ya se ha dado un interesante paso adelante. Los primeros 80 minutos deben mostrar el camino, y no el grupo desubicado y desordenado que en muchos estadios han visto pasar.

La responsabilidad se demuestra en el campo

Que se hicieran muchas cosas bien no quita que se hicieran otras muchas mal, y eso precisamente es lo que hay que erradicar. La afición se ha cansado de escuchar tras cada 'pinchazo' que los cracks van a trabajar mucho y que su único objetivo es mejorar, pero el fútbol no entiende de palabras y lo único que vale es lo que se demuestra sobre el césped. El '10' habló de "errores infantiles" y Antoine Griezmann señaló que "cuestan partidos, Ligas y Champions", y ambos tenían mucha verdad en sus mensajes. El problema es que no hay que criticar únicamente a la defensa, porque las desconexiones son culpa de todos, y son las que están impidiendo tener continuidad. Las batallas duran 90 minutos y descuento.

El vestuario necesita una sacudida

Después de tantos años de gloria, es imposible pensar que no hay que enfrentarse al cambio y a la despedida, y este vestuario muestra cada vez más que necesita una sacudida. Progresivamente se ha ido rejuveneciendo la plantilla y los veteranos que quedan están en buena forma, aunque quizá habría que dosificarles más y atinar con una precisión mayor con sus apariciones. El Barça echa de menos a Sergio Busquets cuando no está pero también sufre demasiado con él en la cancha, así que más que casarse con lo que un día fue, toca pensar en cómo se le puede gestionar mejor para que siga aportando lo que tiene.

En cualquier caso, y haciendo mención a un asunto delicado, quizá el adiós de Ernesto Valverde a final de curso sería una buena noticia, porque la renovación daría algo de chispa a un equipo que se está quedando gris. Es erróneo echarle toda la culpa de esta crisis a un entrenador que debe asumir responsabilidades pero que no las tiene todas, porque son sus futbolistas los que juegan y en el campo se han visto actitudes que no se pueden perdonar. Aun así, con todo lo bueno y todo lo malo que ha aportado el Txingurri, sea Xavi, Koeman o Ten Hag, el que venga tendrá que ganarse la confianza y el respeto de las estrellas y aclararles que hay que dar la talla para jugar.

La apuesta debe combinar estilo y carácter

Es tan importante que el Barça recupere su estilo que en ocasiones se olvida que el carácter también marca diferencias, y la actitud se ha quedado en la caseta en más de una decepción. Además de ver a un conjunto que no sabe defenderse con la posesión, duele que el hambre y la garra no le sostengan en más ocasiones, precisamente lo que salvó al Atlético y le permitió tumbar a su gran rival. Xavi y Andrés Iniesta, por poner un ejemplo, ayudaban a Messi a base de fútbol y toque, toque y toque, pero también con una intensidad que se ha perdido. No puede ser que unos corran y otros no, porque en este deporte, si no tienen ganas de jugar los once, es imposible que dos o tres valgan para triunfar.

Próximo partido del FC Barcelona

La Liga | Jornada 28
RCD Mallorca
FC Barcelona

RCD Mallorca - FC Barcelona

Lunes, 15 de junio de 2020 21:30h
Estadio de Son Moix
Calendario FC Barcelona
Hoy destacamos

Lo más leído