Leo Messi en un partido del FC Barcelona

'MESSIDEPENDENCIA', SÍ, PERO CON MATICES

Al Barça le faltó contra el Levante mucho más que Leo Messi

Publicación:14/05/2018 - 02:00h

Actualización:14/05/2018 - 09:55h

Una de las mayores noticias de la derrota del Barça contra el Levante es la ausencia de Leo Messi, pero juzgarlo todo bajo la falta del '10' sería quedarse en la superficie. Más allá de su inigualable calidad, el argentino imprime tensión y exigencia a sus compañeros

Ver calendario del FC Barcelona

43 partidos y muchos meses después, el FC Barcelona volvió a caer derrotado, contra un Levante que abusó del líder y que a pesar de todo sólo pudo someterlo por la mínima. Entre los titulares destacados del encuentro brilla la ausencia de Leo Messi, pero su falta no fue lo único que echaron de menos los catalanes.

Es muy fácil pensar que la 'Messidependencia' lo soluciona todo, pero no siempre es así. Que me perdonen, no estoy siquiera insinuando que no poder contar con uno de los mejores jugadores de la historia no sea determinante, simplemente quiero decir que hay muchas cuestiones que plantearse aparte de que el mejor de todos no está.

Cuando están en un apuro, los culés siempre miran al '10', y de sus botas siempre ha salido un salvavidas que ha ganado muchos títulos. Pero él también tiene derecho a tener un mal día, y entonces es cuando la palabra equipo cobra mucha verdad: En el Ciutat de València no sólo faltó Messi, también faltó mucho equipo.

Equipo es eso que forman los 10 jugadores que no son el argentino, lo que le falta en su selección y lo que se entiende cuando uno se da cuenta que Leo Messi no es el mismo Leo Messi con Xavi, Iniesta y Busquets, que sin todos ellos alrededor. Insisto, es evidente que el de Rosario marca la diferencia, pero los otros también son el Barça y también saben jugar.

Lo que oculta la 'Messidependencia' deportiva es que existe una dependencia mental, una que precisamente ha tenido mucha culpa de que el Levante pareciera en su casa el mejor Bayern de Múnich en la Champions. La debacle ha empezado por una defensa en la que no es referencia, y es que que Leo esté sobre el terreno de juego no sólo hace mejores a sus compañeros por su fútbol, sino que también los destaca por su mentalidad.

Cuando uno tiene a su lado a uno de los mejores de la historia se impone un esfuerzo, una tensión y una responsabilidad para corresponderle que a los azulgrana les falta cuando no está, y eso se nota en que a pesar de los fallos hay pocos que sepan que en su ausencia también pueden tirar del carro. Se ha visto contra el Levante, pero ha quedado aparcado en muchos otros compromisos. Enterrado, como si nadie lo quisiera aceptar.

Otro ejemplo importante ocurrió en el Sánchez Pizjuán, donde un mal partido se arregló por obra y gracia de un Messi que cambió la cara a los suyos cuando saltó al terreno de juego y finalmente consiguió marcar. Ese día se salvó el invicto por un gol de los que sólo el argentino puede anotar, pero también porque la sacudida a nivel anímico también contagió a todos sus compañeros.

El Barça tiene que encontrar su camino sin Leo Messi

Leo Messi es un líder al que para motivar no le hace falta gritar, pero el Barça debe empezar a aprender cómo se vive sin él. El '10' ha cambiado la historia, pero cuando no esté, este Barça seguirá siendo Barça, y toca empezar a buscar caminos para sostenerse a nivel deportivo, pero, insisto, también a nivel mental.

Que los catalanes tienen para mucho más lo señalan arrebatos como el de Piqué o Coutinho en el Ciutat de València, pero también un Neymar que desapareció por noches como la remontada contra el PSG. Aquel día fue el de Rosario el que se llevó los focos, pero el brasileño tiró del carro con un carácter que es lo que le hace diferente, lo que un día le puede llevar a su tan ansiado Balón de Oro. Él era el protegido, el que debía tomar el testigo, y por una personalidad algo dada a la polémica, acabó errando sin remedio. En el fútbol no se puede volver atrás.

En el Camp Nou toca disfrutar de Leo Messi todo lo que dure, pero por mucho que pese, también toca acostumbrarse a vivir sin él, y eso pasa por creer en un equipo que ha faltado en las grandes noches, y que ha pesado, sobre todo, esta temporada. No pudo ser que cuando el rosarino no se encontró en Roma nadie diera un golpe sobre la mesa, igual que no vale decir que el Barça ha perdido contra el Levante sólo porque no estaba él. El fútbol, prácticamente siempre, da para mucho más.

Próximo partido del FC Barcelona

La Liga | Jornada 25
Sevilla
FC Barcelona

Sevilla - FC Barcelona

Sábado, 27 de febrero de 2021 16:15h
Estadio Ramón Sánchez-Pizjuán
Calendario FC Barcelona
Hoy destacamos

Lo más leído