Leo Messi en un partido del Barça en la Champions League

IGUALADO CON RYAN GIGGS

Messi ya es el quinto jugador con más partidos disputados en Champions

Publicación:25/02/2020 - 21:26h

Actualización:25/02/2020 - 21:26h

Como era de esperar, Leo Messi ha liderado al Barça en su duelo de Champions League con el Napoli. El argentino ya es el quinto jugador con más partidos disputados en toda la historia del torneo

Ver calendario del FC Barcelona

El FC Barcelona estrenó su eliminatoria de octavos de final de Champions League con una visita al Napoli este martes. Los catalanes viven una temporada complicada pero no quieren dejarse llevar en los dos grandes campeonatos de la temporada, ya que pese a perder la Supercopa de España y la Copa del Rey, todavía están en buena posición en LaLiga -son líderes- y en la fase final de la competición internacional.

Con su titularidad en San Paolo, Leo Messi se convierte en el quinto jugador con más partidos disputados en la historia del torneo, con un total de 141 compromisos a sus espaldas. Muy lejos queda ya el 7 de diciembre de 2004, una fecha señalada en la que Frank Rijkaard le hizo debutar contra el Shakhtar Donetsk. Y atendiendo a sus propias explicaciones, todavía se le podrá disfrutar durante unos años más en Europa.

El de Rosario iguala en este escalón a otra leyenda como Ryan Giggs, y se codea con otros referentes históricos. Si en San Paolo alcanzó el registro del galés, en la vuelta de este cruce en el Camp Nou hará lo propio con Raúl González Blanco, que dejó su listón en 142 encuentros. Algo más Lejos están Xavi Hernández (151), Cristiano Ronaldo (168), su único competidor en activo, e Iker Casillas (177), que de momento establece el máximo absoluto en esta estadística.

El argentino no ha perdido el tiempo desde que se estrenó como una promesa hasta que se consolidó como capitán azulgrana, y su balance habla muy bien de su rendimiento al más alto nivel. El '10' se ha apuntado 127 titularidades, 118 partidos completos y ha aportado 114 goles y 37 asistencias, que le han valido para cuatro títulos, seis galardones como máximo goleador de la campaña y un sinfín de reconocimientos individuales.

Eso sí, Messi sigue teniendo hambre y ha reconocido que tiene una espina clavada con la Champions, que intentará quitarse antes de colgar las botas. Derrotas como las del Olímpico de Roma o Anfield se convirtieron en algunas de las peores noches en toda su carrera, y no hay mejor manera de espantar los males que con más conquistas. El mejor jugador del mundo quiere seguir ganando, y esa es la mejor noticia para el Barça.

Una noche especial para Messi en San Paolo

La cita con el Napoli fue especial por varios motivos para Messi, que también visitó la que fue casa de Diego Armando Maradona. El rosarino ha sido señalado por muchos como el heredero deportivo del 'pelusa', y a sus semejandas deportivas, y a su aprecio mutuo, se ha añadido el debate sobre cuál de los dos es el mejor futbolista argentino y cuál es el mejor en toda la historia de este deporte.

Hoy destacamos

Lo más leído