Ilaix Moriba, lamentándose una acción fallada

FALLOS IMPERDONABLES

Los dos remates que pudieron cambiar la historia para el Barça

Publicación:9/05/2021 - 19:58h

Actualización:9/05/2021 - 19:58h

Tanto frente al Real Madrid como ante el Atlético, el Barça tuvo oportunidades clarísimas para cambiar la historia, pero la fortuna no quedó de su lado

Ver calendario del FC Barcelona

La historia pudo ser distinta para el FC Barcelona en el choque ante el Atlético de Madrid, a pesar de que los madrileños fueron superiores en gran parte del duelo en el Camp Nou. Una de las ocasiones más claras del partido fue firmada por Ousmane Dembélé, pero la fortuna no estuvo de su lado y terminaron quedándose con un empate que aleja al Barça de sus aspiraciones de llevarse LaLiga y consumar un histórico doblete. 

La realidad es que a los dirigidos por Ronald Koeman sólo les valía la victoria para quedar en una situación cómoda. Ahora, a la espera de lo que pase con el Real Madrid y Sevilla, a los azulgrana sólo les queda rezar y esperar que sus dos rivales directos tropiecen en algún punto durante las últimas tres jornadas que quedan por disputar. El panorama es más complicado qeu nunca y se lamenta, ahora más, los grandes fallos ante el Atlético. 

La que más dolió fue la de Ousmane Dembélé, en los últimos minutos de partido. El francés recibió un centro de Jordi Alba desde la banda izquierda y remató con demasiada fuerza, más de la necesaria. Su cabezazo tuvo demasiado potencia y se marchó por encima del larguero. El lamento del 'Mosquito' fue tanto que terminó tendido en el suelo, ante su gran error. 

La misma historia del Clásico

El ser 'fallón' es una realidad del Barça, que se ha quedado a las puertas de resultados importantes por erores imperdonables. El de Dembélé frente al Atlético recordó al de Ilaix Moriba ante el Real Madrid a mediados de abril. El canterano estuvo muy cerca de anotar el gol que suponía el empate en el Di Stéfano. 

En aquella oportunidad, Ilaix tuvo en sus botas el 2-2 en el último suspiro del partido. Tuvo un potente disparo que pegó en el travesaño, con Thibaut Courtois ya batido. La reacción del centrocampista fue llevarse las manos a la cara, tapándosela, para lamentarse por su gran fallo.

Contenido relacionado
Hoy destacamos

Lo más leído