NEYMAR Y MBAPPÉ NO ESTÁN A LA VENTA

Verratti y Rabiot, la advertencia del PSG a Neymar y Mbappé sobre su futuro

Rabiot, Al-Khelaïfi, Maxwell y Antero Henrique en un entrenamiento del PSG
07/03/2019

La eliminación del PSG de la Champions ha planteado la salida de alguna de sus estrellas, pero a pesar de las amenazas, los 'bleus' saben manejarse bien en los despachos. Marco Verratti y Adrien Rabiot son la prueba de que Neymar y Kylian Mbappé no se escaparán

El PSG se llevó una decepción mayúscula este miércoles, con una remontada del Manchester United que le dejó fuera de la Champions. El conjunto galo soñaba con dar un anhelado paso adelante en Europa, pero ha vuelto a caer con estrépito y eso ha puesto en duda la continuidad de algunas de sus grandes estrellas. En el Parque de los Príncipes no tienen intención de andarse con rodeos.

Tras la eliminación de la Liga de Campeones, todas las miradas se han dirigido a Neymar y Kylian Mbappé, que podrían dejarse seducir por algunas propuestas más sólidas a nivel internacional. Ni al de Sao Paulo ni al de Bondy les faltarían ofertas en caso de reclamar un traspaso, y ambos saben que FC Barcelona y Real Madrid estarían dispuestos a hacer un esfuerzo por acogerles en sus respectivos vestuarios.

A pesar de estas amenazas, los 'bleus' saben manejarse bien en los despachos, y no cederán a la presión de sus futbolistas. En caso de que uno -o incluso ambos- decidiera plantarse y reclamar un traspaso, muy probablemente obtendría una negativa rotunda de Nasser Al-Khelaïfi, que no es demasiado dado a reconsiderar su punto de vista. Cuando dice 'no', es 'no'.

La primera prueba de que los jugadores no tienen demasiado a reclamar en la capital la pone Marco Verratti, que hace apenas unos veranos tuvo un enredo con Barça que a punto estuvo de costarle caro. El italiano se plantó porque quería jugar en el Camp Nou, y la respuesta fue contundente. Al crack le cerraron la puerta y le advirtieron de sus obligaciones, lo que provocó que reculara y aceptara renovar. El castigo para los azulgrana fue aún peor, porque sedujeron a Neymar y se lo llevaron a través de un sonado 'clausulazo'.

Pero acabar contrato tampoco es garantía de éxito para dejar el PSG, y ahí entra el caso de Adrien Rabiot. El francés quería extender su vinculación con la entidad pero se acabó echando atrás y tras un pulso con la directiva ha acabado apartado del primer equipo, sin jugar y entrenando en solitario. Ni las peticiones del entrenador le han salvado, y aunque se marchará a coste cero, lo hará sin ritmo y después de meses completamente parado.

El PSG podría esquivar los problemas con la UEFA

Un gran argumento para pensar en ventas del PSG era la posible sanción de la UEFA, pero los galos podrían esquivarla. En los últimos meses, han trabajado sin descanso para equilibrar sus balances y ajustarse a los límites económicos del 'Fair Play Financiero', lo que podría salvar sobre la bocina de una penalización durísima en lo económico que tendría consecuencias en lo deportivo.