Gareth Bale, durante un partido

EL MADRID CAMBIÓ DE OPINIÓN

El entrenador del Jiangsu desvela que tenían fichado a Bale

Publicación:22/02/2020 - 14:08h

Actualización:22/02/2020 - 14:08h

El pasado verano, Gareth Bale estuvo muy cerca de abandonar el Real Madrid para poner rumbo a China. El club blanco, sin embargo, echó por tierra la operación cuando todo estaba cerrado

Ver calendario del FC Barcelona

El pasado verano, Gareth Bale estuvo a un paso de abandonar el Real Madrid. De hecho, Zinedine Zidane admitió públicamente su deseo de no tener al británico en la plantilla, y muchos medios de comunicación dieron por hecho su traspaso al Jiangsu. De hecho, su entrenador ha explicado recientemente que tenían totalmente acordado para el fichaje, pero que el club blanco se echó atrás.

Cosmin Olaroiu, técnico del Jiangsu, lo explicó todo en una entrevista al periódico The National de Dubai. "El fichaje estuvo muy cerca. El club llegó a un acuerdo con su agente. También llegamos a un acuerdo con el Madrid y, en el último mes, no sé qué pasó. Perdieron algunos partidos amistosos y el Madrid cambió de opinión", comentó, en algo que sucedió después de la derrota por 7-3 del equipo de Zidane contra el Atlético de Madrid.

El técnico del conjunto chino explicó que el Real Madrid estaba dispuesto a darle la carta de libertad a Bale, pero que finalmente acabó pidiendo un pago por el traspaso del que la entidad asiática no pudo hacerse cargo. "Primero dijeron que lo liberarían y que tendríamos que pagar su ficha, luego de repente dijeron 'No, tenéis que pagar un traspaso'. Y pagar un traspaso y su salario se nos iba un poco del presupuesto, así que buscamos otro jugador", dijo.

De repente, la mañanda después de concretarse el acuerdo, el Real Madrid habría comunicado que se echaba atrás definitivamente y que no vendía al galés, aparentemente por temas deportivos. "Sé que estaba hecho al 90% pero de la noche a la mañana todo cambió. Y lo hizo el Real Madrid, no nosotros", sentenció.

La actitud de Bale sigue disgustando

Gareth Bale llegó procedente del Tottenham con unas cualidades excepcionales que le podían llevar a hacer historia con el Real Madrid. Lo hizo colectivamente con las cuatro Champions League que ganó marcando goles importantes pero, en líneas generales, su rendimiento nunca mantuvo cierta regularidad y su actitud ha disgustado mucho al madridismo.

La pura realidad es que, pese a tener detalles de gran jugador, el galés nunca ha mostrado una gran implicación o una predisposición para acoplarse bien a la ciudad de Madrid o al resto de sus compañeros. Sus continuos episodios de dejadez siguen poniendo de los nervios a la hinchada blanca y parece poco probable que siga en el equipo a partir del próximo verano.

Contenido relacionado
Hoy destacamos

Lo más leído