Argentina, celebrando uno de los goles contra Nigeria

ROJO RESCATÓ A ARGENTINA

Messi y Rojo envían a Argentina a octavos del Mundial (2-1)

Publicación:26/06/2018 - 21:46h

Actualización:28/06/2018 - 12:45h

Hubo momentos de emoción, enfado y polémica, pero tras toda la tensión acumulada, Argentina obró el milagro. Los goles de Leo Messi y Marcos Rojo contrarrestaron el de Moses, de penalti, y mandaron a Argentina a los octavos de final del Mundial

Entradas para los partidos del FC Barcelona

Fueron muchos los que dudaron de Argentina, pero al final se obró el milagro. No fue fácil, pero eso ya se sabía de antemano teniendo en cuenta las dificultades en los partidos anteriores de la albiceleste. Argentina empezó enchufada desde el principio contra Nigeria, y Leo Messi transformó en el primer cuarto de hora un gol que desató la euforia en las gradas de San Petersburgo. 

Dicha euforia duró hasta la segunda mitad, cuando el colegiado Cüneyt Çakir señaló un penalti más que dudoso de Javier Mascherano, tras un agarrón a uno de los centrales de Nigeria, quien se dejó caer y provocó que el árbitro 'picara' el anzuelo. Victor Moses, el polivalente lateral del Chelsea, se encargó de fraguar la igualada en el marcador, que se mantuvo hasta los últimos 10 minutos.

Fue entonces cuando apareció Marcos Rojo para rematar, de volea, un balón aéreo en los aledaños del área para sentenciar a Nigeria y, con la ayuda de Croacia, que ganó a Islandia (2-1), enviar a la albiceleste a la ronda de octavos de final, en la que se medirá a la Francia de Mbappé, Dembélé, Umtiti, Griezmann y compañía. Partidazo a la vista, sin duda.

Un partido que hará honor a este Mundial de Rusia 2018, lleno de emociones fuertes, y en el que la albiceleste de Sampaoli tendrá la oportunidad de seguir avanzando después de haber dejado muchísimas dudas en los partidos de la fase de grupos. Y, pese a dichas dudas y a las infinitas críticas recibidas, ha pasado el corte y estará en octavos una vez más.

Los argentinos fueron superiores a Nigeria durante prácticamente todo el partido. Generaron ocasiones de gol, acercamientos peligrosos y Leo Messi, en la primera parte, podría haberse marchado al descanso con un 'doblete' a sus espaldas si uno de sus disparos de falta directa, en el minuto 33, hubiese entrado en la portería en vez de estrellarse contra el palo.

Argentina sacó todo lo que llevaba dentro

No fue así, y Nigeria aprovechó el escueto marcador para empatar y provocar que a los 25.000 argentinos que ocupaban las gradas de San Petersburgo se les aparecieran de nuevo las pesadillas, unos malos sueños que habían tenido, seguro, durante las noches previas al partido. Pero Argentina, en los últimos minutos, sacó toda la rabia, oficio, sacrificio y actitud que se le esperaba desde el primer partido.

Asedió la portería contraria, y en uno de los centros al área, Marcos Rojo empalmó un balón de volea para enviar el esférico al fondo de las mallas y, con Leo Messi a hombros, celebrar eufóricamente la diana de la victoria. Argentina aguantó el marcador y pudo marcar algún tanto más, pero ya no hizo falta. El 2-1 fue suficiente. Y ahora, señores, cuidado con esta albiceleste que no tiene techo.

Próximo partido del FC Barcelona

Trofeo Joan Gamper | Partido único
FC Barcelona
Elche CF

FC Barcelona - Elche

Sábado, 19 de septiembre de 2020 19:00h
Estadio Camp Nou
Calendario FC Barcelona
Hoy destacamos

Lo más leído