Los jugadores del Liverpool celebran la Supercopa de Europa | UEFA

TRIUNFO 'RED' EN ESTAMBUL

Los penaltis condenan al Chelsea y el Liverpool es Supercampeón de Europa (2-2)

Publicación:15/08/2019 - 00:10h

Actualización:15/08/2019 - 00:42h

El Liverpool conquistó este miércoles la Supercopa de Europa 2019 tras imponerse al Chelsea en la tanda de penaltis. Ni los goles en la prórroga decantaron un partido vibrante, que se decidió con un fallo de Tammy Abraham

Entradas para los partidos del FC Barcelona

El Liverpool-Chelsea de la Supercopa de Europa 2019 fue un duelo vibrante y con mucha acción, que acabó sonriendo a los 'reds' sobre la bocina. Tras 120 minutos con ocasiones, ritmo y goles, los hombres añadieron el trofeo a la Champions del pasado curso, porque en el último lanzamiento de la tanda de penaltis, Tammy Abraham no definió con un tiro centrado que sacó Adrián San Miguel.

Aunque los 'blues' aparecían como víctima propicia para los de Mersey, plantaron cara en todo momento, y el duelo estuvo más equilibrado que la primera jornada de la Premier League, en la que los hombres de Frank Lampard se ahogaron en Old Trafford contra un buen Manchester United (4-0) mientras que los de Jürgen Klopp arrollaban al Norwich en casa (4-1).

Con una histórica tripleta arbitral femenina arbitrando por primera vez un encuentro de fútbol masculino arrancó la batalla en Estambul, donde pronto empezaron a verse fogonazos en una y otra portería. Tras desviar Andreas Christensen un centro peligroso para Mohamed Salah, Kepa tuvo que emplearse a fondo para detener un remate del egipcio, aunque la respuesta de los londinenses fue contundente.

Apoyado en la calidad de Christian Pulisic y N'Golo Kanté, el equipo de la capital puto estrenarse en una ocasión clarísima de un activo Pedro Rodríguez, que entre el portero y el palo acabaron despejando. El cancerbero tocó lo justo su zurdazo escorado para que el esférico golpeara el travesaño antes de salir despedido, en una acción que dejó con el susto en el cuerpo a los seguidores del que más tarde sería supercampeón europeo.

El Liverpool avanzó metros y el guardameta tuvo que tapar algunas vías de agua que goteaban en su defensa, aunque no pudo taponar el que sería el primer tanto del duelo, obra de Olivier Giroud. Kanté lanzó la jugada, Pulisic se fue solo contra el mundo y filtró un pase perfecto para el francés, que cruzó lo justo con su zurda como para alojar el balón en las mallas. Poco después pudo ampliar la ventaja el estadounidense, pero su golazo fue anulado por fuera de juego.

El Liverpool reacciona e iguala la Supercopa

A los 'reds' se les estaba complicando el objetivo, pero todo cambió con la entrada de Roberto Firmino al terreno de juego. Apenas tardó tres minutos el brasileño en justificar que merecía la pena reunir de nuevo al tridente, porque a un gran pase de Fabinho respondió con una dejada para Sadio Mané ante Kepa, tocando lo justo el cuero para que el africano marcara a placer.

El de Maceió acentuó el dominio de los suyos, aunque los 'blues' resistían y no querían dejarse llevar. Cuando más sufrían, de nuevo aparecía Kepa para solucionar la papeleta, como en una doble ocasión iniciada por Salah que no pudo blocar pero a la que contestó con una parada espectacular para desviar el remate posterior de Virgil van Dijk, que golpeó en el palo pero tampoco acabó en la red.

La prórroga queda en tablas y los penaltis deciden

Con un aviso por barba sobre la bocina se 'pactó' el descanso previo a la prórroga, en la que tampoco hubo tregua. De nuevo Firmino se metió hasta la cocina y ganó la línea de fondo, desde donde cedió un pase al corazón del área para que Mané se encargara esta vez de poner por delante a los de Klopp. Tras ello el protagonismo pasó a Abraham, que primero obligó a Adrián a emplearse a fondo y después se dejó caer ante el arquero para provocar un discutido penalti, que pese a la polémica suscitada no fue revisado por el VAR.

Jorginho convirtió desde los once metros y el joven inglés estuvo a punto de sentenciar antes del descanso del tiempo extra, al que se llegó de nuevo en tablas, con un empate a dos. Pese al respeto y al temor a perder que dominó el segundo tiempo, hubo dos oportunidades a destacar, pero los remates de Mason Mount y Pedro tampoco lograron someter a los 'reds', que supieron sobrevivir tras moverse en el alambre.

La tanda de penaltis siempre es caprichosa, y en el último lanzamiento, a Abraham le tocó fallar. Firmino, Jorginho, Fabinho, Barkley, Origi, Mount, Alexander-Arnold, Emerson y Salah convirtieron sus disparos, pero cuando al de Camberwell le tocaba forzar la muerte súbita, se estrelló en Adrián. Su intento salió demasiado centrado y el portero desvió con los pies, lo justo para que el Liverpool tocara de nuevo la gloria y el Chelsea se quedara con las botas puestas pero ahogado en la orilla.

Próximo partido del FC Barcelona

Champions League | Jornada 4
Dynamo Kiev
FC Barcelona

Dynamo Kiev - FC Barcelona

Martes, 24 de noviembre de 2020 21:00h
Estadio Olímpico de Kiev
Calendario FC Barcelona
Contenido relacionado
Hoy destacamos

Lo más leído