Así quedó el autobús tras el ataque al Borussia Dortmund donde salió herido Marc Bartra

La catástrofe pudo ser peor

Revelan que el Dortmund estuvo a "segundos de morir"

Publicación:16/04/2017 - 17:48h

Actualización:16/04/2017 - 18:05h

Un informe de seguridad de la policía alemana desveló recientemente que el autobús del Borussia Dortmund estuvo a sólo unos segundos de haber sufrido la mayor virulencia de las bombas el pasado martes. Podría haber sido toda una tragedia

Ver calendario del FC Barcelona

El actual atentado sufrido por el autobús del Borussia Dortmund estuvo a punto de quedarse en pequeñeces de no haber sido por varios segundos cruciales, informa este domingo el diario "Bild am Sonntag". El medio se hace eco de varias fuentes de seguridad que explicaron la posible tragedia que se habría desencadenado.

"Si estos explosivos hubiesen detonado un segundo antes todo el autobús hubiese recibido una fuerte descarga, lo que hubiera ocasionado seguramente muchos heridos graves y posiblemente muertos", sostiene un investigador de la Oficina Federal de Investigación
Criminal de Alemania.

Los tres artefactos explosivos que explosionaron al paso del autobús del equipo phosphorite sólo dejaron dos heridos, entre ellos un Marc Bartra que se rompió el radio y tuvo que ser hospitalizado. Pero eso sería lo más leve que podría haber ocurrido en caso de que esos explosivos hubiesen explotado unos segundos antes, explica el citado medio que afirma que el bus habría sido impactado de lleno.

Por ahora no se sabe qué grupo se atribuye la obra del atentado. Si bien al principio aparecieron referencias yihadistas, que se desmintieron por no ser veraces. La policía apunta más a la opción de que haya sido un grupo terrorista de extrema derecha el que haya cometido el ataque, aunque todavía no se sabe la intención.

Críticas a que el Dortmund jugase el partido ante el Mónaco

Después de que Tuchel cargase contra la UEFA por obligar a su equipo a jugar el partido en menos de 24 horas tras el atentado, ahora es el cancerbero Burki quien explicaba cómo estaba durante el partido. "No me podía concentrar en absoluto en el partido. Percibía las cosas en el terreno de juego siempre algo más tarde, como si tuviera un velo ante los ojos. Después del partido salieron todas las emociones. Había lágrimas en los ojos de todos los jugadores", sostuvo.

El mismo meta explicó que "aún tengo problemas para poder dormir. En el subconsciente me estremezco y me despierto sobresaltado. Lo peor es que no pude dormir ninguna noche del tirón". Todo ello lo recoge el diario suizo "Der Bund".

Finalmente, el arquero criticó con dureza las palabras de los mandatarios posteriores al atentado. "Al día siguiente escuché la declaración de algún portavoz de la UEFA o de la FIFA de que se habría suspendido el partido si alguien hubiera resultado muerto. Esa es la mayor desfachatez que existe", afirmó.

Hoy destacamos

Lo más leído