André Gomes disputando un balón con Varane

UN DATO INCREÍBLE

El Madrid gana al Barça en la posesión 9 años después

Publicación:17/08/2017 - 03:30h

Actualización:17/08/2017 - 03:27h

Es sin duda uno de los mejores datos para reflejar el cambio de ciclo que parece estamos viviendo. El Madrid volvió a ganar la posesión (52%-48%) en un clásico 9 años después. No lo hacía desde el 7 de mayo de 2008. Tremendo

Entradas para los partidos del FC Barcelona

Con Iniesta viéndolo desde casa y Busquets completamente desbordado -y cometiendo una pérdida detrás de otra-, el Barça confirmó su primer naufragio de la temporada en el Santiago Bernabéu. No alarmante, quizás, pero sí un toque de atención de los que te obligan a actuar con firmeza o el curso será una agonía.

Dicen que los deberes tienen que hacerse con planificación, que las prisas no son buenas consejeras. Pero al Barça no le queda otra si quiere acallar, en lo medida de lo posible, la supremacía blanca. El Madrid tiene una plantilla para soñar con una dinastía longeva. Los azulgrana, desgraciadamente, aún no saben ni el estilo de juego que utilizarán este mismo domingo ante el Betis -aunque sea un tanto exagerado afirmarlo de tal forma-.

Más allá de lo que pueda llegar en esta segunda quincena de agosto, lo que verdaderamente preocupa en el Camp Nou es la pérdida de identidad. El Madrid volvió a ganar la posesión (52%-48%) en un clásico 9 años después. Algo que no hacía desde el 7 de mayo de 2008. Justo antes de que llegara Pep Guardiola. El dato es tremendo.

Rakitic parece asfixiado, Busquets vive un momento delicado y a Iniesta no se le espera al alto nivel. En el banquillo, pocas soluciones, ya sea por apatía -Gomes-, falta de descaro -Denis- o porque no están o no se cuenta con ellos -Rafinha y Arda-. Sólo Sergi Roberto emerge como una opción atractiva para recuperar aire en la medular, pero habrá que ver su rol con la llegada de Paulinho.

El pasado ya no volverá

Aquellas noches gloriosas que el Barça de Guardiola regaló a los aficionados ante el Madrid son historia. Se recordarán con nostalgia, pero ya no volverán. Dominando con el balón en los pies, siempre por el piso -que dirían los argentinos- a una velocidad endiablada. Uno, dos toques. Movilidad. Lectura táctica. Romper la defensa blanca con un rondo gigantesco que parecía no tener fin. Qué tiempos aquellos.

Aquel Barça, por un motivo u otro, ya no existe. El balón ya no siente el trato dócil al que le tenía acostumbrado Xavi. La pelota pasa ahora de la defensa a una delantera tan letal que la pide en profundidad para posteriormente finalizar con individualidades al alcance de muy pocos. Y sin Neymar, hasta eso parece faltar.

La irregularidad del Barça puede explicarse de muchas maneras. Una de ellas, y que probablemente sea la más importante, es la pérdida de control en el centro del campo. Busquets e Iniesta no están en su mejor momento y eso el Barça lo acusa de forma irremediable. Nadie alcanza su nivel.

En el bando contrario, Zidane ha encontrado la tecla. Casemiro hace de nexo de unión entre la defensa y la delantera, con Modric y Kroos visualizando todos los movimientos desde una posición privilegiada, como si de dos faros alumbrando el camino a un barco se trataran. Teniendo en Marcelo y Carvajal a dos carrileros con un recorrido non-stop, frenarles se hace casi imposible. 

El dato lo deja claro 

Durante muchos años, uno de los argumentos del Barça para ganar al Madrid fue dominar la posesión. Aunque muchas veces rebatían, quizás con razón desde la capital, que lo importante es el gol. Y si tienes ambas cosas eres prácticamente imparable. Nueve años son muchos. Buen dato el que aportó el periodista 'Mister Chip'.

Además, cabe destacar que se rompió una racha histórica de 31 clásicos consecutivos con el Barcelona ganando la posesión de balón al Madrid.

Próximo partido del FC Barcelona

La Liga | Jornada 9
Eibar
FC Barcelona

Eibar - FC Barcelona

Sábado, 19 de octubre de 2019 13:00h
Estadio Municipal de Ipurua
Comprar entradas
Calendario FC Barcelona
Hoy destacamos

Lo más leído