Pep Guardiola en el partido del City ante el Wolves

COMPARADO CON CRUYFF

Un ex jugador del Bayern se deshace en elogios hacia Guardiola

Publicación:6/05/2021 - 19:13h

Actualización:6/05/2021 - 20:57h

En un reciente artículo, Phillip Lahm ha descrito detalladamente el rol de Laporta en el Bayern de Múnich, así como los retos que hoy afronta con el City y su trabajo con Messi en el Barça

Ver calendario del FC Barcelona

Pep Guardiola se ha caracterizado por ser un entrenador que deja su huella a donde quiera que vaya. Tras su paso por el banquillo del FC Barcelona, el de Santpedor tuvo un año sabático antes de firmar por el Bayern de Múnich, donde estuvo antes de dar su salto al Manchester City.

Una de sus piezas en el conjunto bávaro era Phillip Lahm, quien recientemente ha escrito un artículo para El País, en el que realiza un análisis del entrenador en su paso por tierras alemanas. Bajo el título “Todos quieren a Guardiola”, el antiguo internacional germano elogia la figura del hoy finalista de Champions.

Una de las frases más importantes que ha dejado en su memoria ha sido “En los partidos importantes, simplemente escojo a los 11 mejores que tengo”. A juicio de Lahm, como purista del fútbol, es en ella donde reside la clave del fútbol, que para él es la calidad individual.

Guardiola, comparado con un ajedrecista

El alemán ha destacado la calidad de Pep en el banquillo: “Algunos entrenadores aspiran a reducir la complejidad del fútbol. Guardiola, en cambio, quiere dominar esa complejidad. Se podría comparar su labor con la de un gran maestro de ajedrez o la de un director de orquestra que saca lo mejor de cada instrumentalista”.

Asimismo, ha destacado su pasión por el fútbol: “Un gran entrenador sabe enseguida qué cosas puede hacer cada uno y quién será su jugador central. Luego comunica a cada jugador cuáles son sus puntos fuertes y débiles, y también los de los demás. Ajusta la tarea y la función de cada uno, cada día. Esto hace Guardiola con una pasión que no he conocido en nadie”.

También lo ha comparado con Johan Cruyff y admite que sus enseñanzas fueron importantes para uno de los mejores ciclos del FC Barcelona: “Después del punto álgido que alcanzó en España, se ve que Guardiola se está adaptando. El Barça era un equipo de muy buenos mimbres, en el que prácticamente todos tocaban bien varios instrumentos. Cuando ganaron la Champions en 2009 y 2011, asfixiaban al rival. Ese estilo era posible porque todo el club sigue la idea de fútbol total de Johan Cruyff, Guardiola se ve a sí mismo en esta tradición”.

Sin embargo, asegura que en algunos partidos debió dejar de lado el ‘tiquitaca’: “Si le dejaran, pondría a 11 Iniestas. En otros lugares tuvo que sacrificar un poco su idealismo. En Múnich dejó que los especialistas Ribéry y Robben actuaran por los flancos, y los dos laterales se escoraban hacia el centro cuando el equipo tenía la posesión del balón”.

Su trabajo con Messi y el City

En cuanto a su experiencia dirigiendo al astro argentino, Lahm ha indicado que Guardiola supo sacar lo mejor de él: “Incluso es capaz de inventarse una posición para un jugador excepcional como Messi, que se convirtió en una de las maravillas del mundo bajo su mando, con una reinterpretación del puesto de delantero centro”.

En cuanto a los retos que afronta con el City actualmente, sostiene que su estilo es distinto al que tenía en el Barça: “El City juega ahora con un estilo más cauto, encomendándose a defensas atléticos que se imponen en el aire. El equipo a veces entrega la pelota, se repliega, defiende en su área, se toma un respiro y espera para armar el contraataque”.

Contenido relacionado
Hoy destacamos

Lo más leído