Dembélé, tras lesionarse contra el Dortmund

HASTA VERANO PARA GANARSE EL SITIO

Dembélé también tiene sus propios propósitos para 2020

Publicación:3/01/2020 - 11:12h

Actualización:3/01/2020 - 15:03h

Ousmane Dembélé sigue recuperándose de su última lesión muscular en el bíceps femoral y, de cara a este 2020, deberá romper su gafe con las lesiones para ganarse un sitio

Entradas para los partidos del FC Barcelona

Ousmane Dembélé sigue forzando la máquina para recuperarse de la desafortunada lesión que sufrió en el partido de Champions League contra el Borussia Dortmund. Un desafortunado -y, desgraciadamente, repetitivo- accidente que acabó con una rotura en el bíceps femoral y con una baja que se prolongará hasta este mes de febrero.

Lo cierto es que el 'mosquito' está teniendo muy mala suerte en el apartado físico. No son pocas las voces que informan acerca de la actitud ejemplar y del estilo de vida saludable que estaba siguiendo el extremo francés durante los últimos meses. Quería que este fuese el año de su explosión y todo parecía dispuesto para que así fuera. Pero nuevamente sus músculos de cristal están siendo una losa demasiado pesada para él.

El barcelonismo comienza a perder la paciencia con un futbolista que ha protagonizado jugadas de genio y pifias monumentales pero que, sobre todo, no ha logrado tener continuidad a lo largo de los dos años y medio que hace que viste la camiseta azulgrana. Siempre que ha asomado la cabeza para ganarse un sitio en el tridente ofensivo, ha pasado algo que ha evitado que pudiese lucir.

La peor noticia tanto para el jugador como para el equipo es que su tercera temporada, pese a su cambio de hábitos, parece ser incluso peor que las otras dos. En apenas cuatro meses y medio, Dembélé acumula tres lesiones musculares, además de una expulsión que le mantuvo fuera del equipo durante dos partidos en un periodo en el que precisamente estaba bien en el apartado físico.

Dentro de un mes, el 'mosquito' volverá y esta vez a contrarreloj para hacerse un hueco en el FC Barcelona. Dembélé tiene claros sus propósitos de 2020: seguir con los buenos hábitos, ganar continuidad en el juego, dejar de ser irregularidad y rezar para que no vuelvan a torturarle las lesiones musculares. La competencia de Antoine Griezmann le exigirá dar el cien por cien hasta final de temporada.

Posible salida en verano

Después de dos años y medio sin poder brillar como hizo en el Borussia Dortmund o en el Rennes, es muy probable que Dembélé tenga solamente hasta final de temporada para demostrar que tiene hueco en el Camp Nou. Si el francés sigue con su gafe, muy posiblemente sea vendido en verano, lo que sería una verdadera pena porque puede que estemos ante uno de los extremos más desequilibrandes de los últimos años.