El FC Barcelona, celebrando uno de los goles contra el Villarreal

BUENAS SENSACIONES

El Barça salió 'enchufati' desde el minuto uno: Ritmo, intensidad y hambre

Publicación:28/09/2020 - 01:34h

Actualización:28/09/2020 - 01:34h

El primer partido oficial del FC Barcelona de Ronald Koeman fue todo un éxito. Los jugadores salieron con hambre, motivados y dispuestos a dejar atrás las polémicas a base de fútbol

Entradas para los partidos del FC Barcelona

Si bien es cierto que aún es muy pronto para sacar conclusiones, una cosa está clara: contra el Villarreal, el Barça de Koeman tuvo un debut soñado. Los culés corrieron durante los noventa minutos, y especialmente durante la primera mitad jugaron con un nivel de intensidad que no se veía desde hacía tiempo. Presionaron, ahogaron al rival y enfocaron siempre la portería contraria.

Con el 4-0 levantaron el pie del acelerador, pero no hay duda de que los blaugrana salieron enchufados desde el minuto uno de partido, conscientes de que había llegado la hora de apagar los últimos incendios con fútbol, goles y dosis de ilusión. Ronald Koeman obligó a sus jugadores a entrenar el mismo día del partido, por la mañana, y también les hizo calentar con intensidad antes de que el conjunto 'groguet' saltase al terreno de juego.

Puede que algunas decisiones del técnico holandés hayan sorprendido, como el hecho de contar muy poco (o nada) esta temporada con Riqui Puig, pero de lo que no se puede dudar es de que el ex seleccionador de los Países Bajos quiere que sus jugadores se sacrifiquen, jueguen con intensidad y mejoren físicamente las actuaciones de las últimas temporadas.

Precisamente las grandes derrotas del Barça en los últimos tiempos se han dado contra equipos mucho más físicos, con mayor juventud en la media de edad y, también, hambre de títulos. El hecho de ver caras nuevas como Pedri, Trincao, Coutinho, Pjanic o Ansu Fati junto a otros jóvenes 'cracks' como De Jong y Lenglet, plenamente asentados en la titularidad, fomenta esa sensación de renovación que tanto deseaba Bartomeu.

Con Koeman, el Barça se ha asegurado que no haya relajación en el equipo. Quien quiera jugar, tendrá que correr más y entrenar mejor que sus compañeros. Y también es un factor positivo el hecho de que el Barça tenga ahora una plantilla más numerosa y rejuvenecida: competitividad máxima en todas las posiciones, y eso que todavía falta por llegar un lateral derecho (Sergiño Dest) y quizá algún refuerzo más para la defensa y el ataque.

Intensidad, ganas, físico y menos 'Messi-Dependencia'

Este domingo, Koeman presentó un once titular con siete novedades respecto al que encajó el 8-2 contra el Bayern, con Quique Setién en el banquillo. Y además, con un espíritu completamente distinto al de Lisboa. Messi volvió a ser la referencia, pero de forma mucho más diluida que la pasada campaña: Ansu Fati, Coutinho, Griezmann, De Jong y compañía se repartieron responsabilidades que hasta hace poco aunaba el argentino.

Su nueva posición de 'falso nueve' le libera de asumir tanto peso en el equipo, y eso será sin duda algo muy positivo si el '10' sigue pensando en hacer las maletas en junio de 2021. Al Barça de Koeman se le pedía que corriera, que se sacrificara, que sintiera los colores y que se alejara de la 'Messi-Dependencia'. De momento, en este primer test oficial frente al Villarreal, lo ha conseguido. Veremos si, en los siguientes, los culés siguen saliendo igual de 'enchufatis'.

Próximo partido del FC Barcelona

Champions League | Jornada 2
Juventus
FC Barcelona

Juventus - FC Barcelona

Miércoles, 28 de octubre de 2020 21:00h
Juventus Stadium
Calendario FC Barcelona
Contenido relacionado
Hoy destacamos

Lo más leído