Arthur Melo en el partido ante el Athletic

UNA OPERACIÓN QUE DEJA MUCHAS DUDAS

El trueque Arthur-Pjanic es apostar por el presente hipotecando el futuro

Publicación:30/06/2020 - 09:16h

Actualización:30/06/2020 - 15:05h

Arthur Melo tenía todo para ser el centrocampista titular del Barça durante la próxima década, pero el club ha decidido deshacerse de él a las primeras de cambio. Un traspaso discutible del que el Barcelona podría arrepentirse más pronto que tarde

Entradas para los partidos del FC Barcelona

El FC Barcelona anunció este pasado lunes la venta de Arthur Melo a la Juventus de Turín por 72 millones de euros y 10 en variables. Además, los azulgrana también confirmaron la compra de Miralem Pjanic por 60 'kilos' y otros 5 por objetivos. En resumen, un trueque en el que los azulgrana terminarán sacando 12 millones limpios por el joven centrocampista de Brasil. El '8' azulgrana dirá adiós en cuanto finalicen LaLiga y la Champions League, que se jugará en agosto.

Esta operación no ha sido bien recibida por buena parte de la afición barcelonista y por el propio vestuario culé. Pero no es para menos que haya tanta gente que no se lo haya tomado bien, ya que en términos deportivos y de negocio la operación tiene peros por todas partes. El primero y más importante es que da la sensación de que no se hay hecho por un tema deportivo, sino que se ha primado sobre todo lo económico, por esa necesidad del club de ingresar dinero para saldar cuentas en este ejercicio.

Además de esto, podría decirse que el Barcelona ha hipotecado de alguna manera su futuro al comprar a Pjanic y dejar libre al de Goiana. El bosnio es un grandísimo jugador, probablemente uno de los mejores centrocampistas de Europa, pero tiene 30 años y eso juega en su contra. Los blaugrana le han firmado hasta 2024, por lo que terminará su contrato con 34 años. Además, hay que tener en cuenta que cobrará más del doble de lo que ganaba el ex de Gremio.

Arthur estaba ganando unos 3 millones de euros, mientras que el balcánico superará los 7, que es lo que se embolsaba en Turín. Con el intercambio se ha ganado bastante masa salarial para la temporada que viene, pero sobre todo para las siguientes. Al de Tuzla le quedan dos o tres años de gran fútbol con casi total seguridad, pero sus mejores años ya han pasado, mientras que los del brasileño están aún por llegar. Hipotecar el futuro del club a cambio del presente podría no ser el mejor negocio ni la mejor decisión.

Entrando ya a valorar el tema futbolístico, hay que reconocer que a día de hoy Pjanic es más jugador y mucho más regular. Es un medio con calidad, trabajador, inteligente, con visión de juego, un gran golpeo y muy polivalente. De hecho, es muy probable que el Barça salga ganando con el cambio de cara al curso que viene. ¿Pero qué ocurrirá en 2021? ¿Y en 2022? Por mucho que en jugadores como de su estilo el físico no sea tan importante, es indiscutible que su rendimiento irá a menos en no demasiado tiempo. La gran pregunta es, ¿seguirá siendo mejor que el de Goiana dentro de uno o dos años?

Arthur podría explotar en los próximos años

La respuesta a esta pregunta no la tiene nadie porque nadie sabe hasta dónde llegará Arthur, pero la realidad es que el potencial del brasileño invita a ser optimistas con él. Si deja atrás sus lesiones, algo que debería ocurrir antes o después, tiene calidad de sobra para ser diferencial en su puesto. Tiene talento para poder dar mucho más de lo que ha dado en sus dos años en el Barça y es probable que lo saque a relucir en la Juventus si le dan la confianza que no ha tenido en el Camp Nou.

Pagar más de 30 millones por él en 2018 para dejarle marchar solo dos años después ha sido precipitado y muy imprudente. Tiene solo 23 años y aunque a cuentagotas, en Barcelona había demostrado tener nivel para ser uno de los mejores del mundo en su posición. Con jugadores como él siempre hay que tener algo de paciencia y haberle dad un año más de margen habría sido lo más indicado. El club, no obstante, decidió que lo mejor era hacer negocio ya y olvidarse del tema trayendo a alguien más contrastado como Pjanic. Puede que en una o dos temporadas esta junta directiva se de cuenta del tremendo error que fue tomar esta decisión.

Próximo partido del FC Barcelona

La Liga | Jornada 37
FC Barcelona
Osasuna

FC Barcelona - Osasuna

Miércoles, 15 de julio de 2020 Horario sin especificar
Estadio Camp Nou
Calendario FC Barcelona
Hoy destacamos

Lo más leído