Ronald Koeman, durante un partido del Barça

DE MAL A PEOR

La rajada de Koeman contra Nico que no gustó en el vestuario del Barça

Publicación:3/10/2021 - 16:14h

Actualización:3/10/2021 - 16:28h

Ya lo había avisado Piqué en los micrófonos de Movistar al acabar el partido en la capital de España: el vestuario no está fracturado al margen de las confrontaciones entre el actual mandamás de la entidad catalana, Joan Laporta, y Koeman, pero si distanciado de su técnico. Afirmó que la relación entre los futbolistas es "muy buena" y aseveró que existe la confianza y compromiso de superar el doble naufragio sufrido en la UEFA Champions League ante el Bayern Múnich (0-3) y Benfica (3-0)

Ver calendario del FC Barcelona

El nuevo palo recibido en el FC Barcelona tras la derrota de este sábado en el Wanda Metropolitano ante el Atlético de Madrid (2-0) ha dejado todavía más tocado al entrenador neerlandés Ronald Koeman, quien desde el palco miró como Lemar, a los 23 minutos de partido, y al delantero uruguayo Luis Suárez - al mismo que llamó apenas aterrizó en al Ciudad Condal para prescindir de sus servicios por órdenes del ex presidente del cuadro culé Josep Maria Bartomeu - anotar los goles del triunfo 'colchonero' que deja hundido en la tabla al Barça con 12 puntos de 21 posibles tras tres triunfos, igual número de empates y un revés.

Ya lo había avisado Piqué en los micrófonos de Movistar al acabar el partido en la capital de España: el vestuario no está fracturado al margen de las confrontaciones entre el actual mandamás de la entidad catalana, Joan Laporta, y Koeman, pero si distanciado de su técnico. Afirmó que la relación entre los futbolistas es "muy buena" y aseveró que existe la confianza y compromiso de superar el doble naufragio sufrido en la UEFA Champions League ante el Bayern Múnich (0-3) y Benfica (3-0). 

"No es un problema único. Hay varios. La gente ya lo percibe, lo sabe. Hay que ser un ciego para no ver lo que nos falta. A pesar de ello, nos recuperaremos de esta y de la del miércoles. Son tiempos difíciles. No te voy a engañar. Muchos no lo hemos vivido antes. La relación en el vestuario es muy muy buena. Pero está siendo complicado", dijo el capitán culé. Sin embargo, lo que sí es cierto es que entre los jugadores no cayó bien que Koeman señalara públicamente a Nico González como el responsable del gol de Lemar.

No es la primera vez que se sienten señalados por el holandés y lo que se especula, es que este nuevo episodio, ha terminado de aislar a un Koeman quien se mantiene aferrado al banquillo por temas puramente extradeportivos. Ya ocurrió antes con el desmarcamiento de los capitanes del Barça de esa postura de que sería un "milagro" ganar la Champions o de "éxito" quedar entre los primeros en Liga.  

Koeman vs. vestuario 

"No se puede dejar tanto espacio cuando perdemos el balón, hemos hablado antes del partido de eso, si jugamos con cuatro defensas y hay dos centrales que tienen marcaje contra los dos delanteros de ellos, en el medio campo tienes que seguir tu marcaje. Nico deja a Lemar, que siga, y entonces nos falta uno en el medio", esa fue la rajada de Koeman que no habría gustado.

"Puede ser ahora que entendáis por qué a veces jugamos con tres centrales, porque así dejamos demasiados espacios, no tenemos velocidad en el medio campo contra gente como Llorente o Lemar, y hay que seguirles. Esto es duro aceptarlo, porque después perdiendo 1-0 ellos pueden hacer su juego, entonces ya sabemos que teniendo todo disponible es dificilísimo crear oportunidades contra ellos, porque defienden muy bien por el medio", agregó. 

Próximo partido del FC Barcelona

Contenido relacionado
Hoy destacamos

Lo más leído