Luis Enrique, durante un partido de Liga con el FC Barcelona

Tras la derrota de Balaídos

Rotaciones en el Barça sí, pero con inteligencia

Publicación:3/10/2016 - 10:56h

Actualización:3/10/2016 - 10:56h

A pesar de que el encuentro de Balaídos era un choque peligroso, Luis Enrique apostó por dejar a hombres importantes como Mascherano, Iniesta y Rakitic en el banquillo frente al Celta. Todo en un Barça donde faltaba Leo Messi

Entradas para los partidos del FC Barcelona

El encuentro que tenía el FC Barcelona este 2 de octubre, y frente al Celta de Vigo, era el último de los siete choques seguidos que tenían los azulgranas en estas últimas cuatro semanas antes del parón por selecciones de esta semana. Si bien Luis Enrique avisó antes del partido de la dificultad de la visita a los gallegos, y con el precedente del pasado curso, el equipo sacado ante los celtiñas fue diferente al que se esperaba.

No era el del Celta un partido para andar haciendo experimentos y "Lucho" lo sabía. Después de caer goleados por cuatro a uno en la ida de la pasada 2015-2016, el entrenador asturiano se pasó los días anteriores avisando a sus hombres del peligro. Sin embargo, resultó realmente extraño ver como salía con un once en el que faltaban puntales claves como Javier Mascherano, Andrés Iniesta e Ivan Rakitic.

Ahora, a toro pasado, es fácil hacer conclusiones, pero ¿era realmente necesario dejar a alguno de estos puntales en el banquillo? En su lugar entraron Jeremy Mathieu, André Gomes y Rafinha Alcántara, tres futbolistas que naufragaron en Vigo y que no fueron más que espectros que cayeron dentro de la vorágine celeste. Este equipo tiene fondo de armario y por tanto debe de usarlo, pero siempre con inteligencia y buscando tocar las teclas adecuadas.

La baja de Leo Messi era lo sumamente importante para poner en liza a alguno de los centrocampistas titulares como Andrés Iniesta o Ivan Rakitic. Tal y como se vio en el segundo tiempo, todo cambió con el de Fuentealbilla en el interior zurdo, dotando de profundidad a los suyos y erigiéndose en el motor del equipo. Prácticamente se regaló el primer tiempo, como ante el Gladbach, pero en esta ocasión los culés se encontraron con un tres a cero en su contra imposible de remontar. 

No se puede personalizar la derrota en una única persona y tampoco se debe demonizar a Luis Enrique por sus decisiones, pues como jefe que es él es el carga con la derrota y luego no reluce en la victoria. El asturiano tiene suficiente crédito para no ser señalado pues, además, bien analizadas sus decisiones desde el punto de vista lógico, todo tiene un por qué. "Lucho" podría estar pensando en el gran desgaste que tendrán sus hombres en los siguientes dos compromisos con sus selecciones y por ello prefirió darles descanso. España disputa dos choques de alta tensión, uno frente a Italia y otro ante Albania, lejos de la Península Ibérica. Dos viajes que pueden desgastarlos y que por ello esperaron su turno en la banqueta. No se la jugó, eso sí, con Sergio Busquets.

De hecho, la duda del mediocentro de Badía de si entraba o no en la alineación se mantuvo hasta el final. La necesidad de sus cualidades en un encuentro de estas características hizo que el técnico apostara por él. A diferencia de un Ivan Rakitic que será el motor de una Croacia sin Luka Modric, lesionado de su rodilla izquierda. Kosovo y Finlandia, ambos fuera de casa, son los duelos de los balcánicos. Quién iba a decir que el mediocentro catalán iba a fallar en los dos primeros goles y se iba a encontrar renqueante durante los minutos que estuvo sobre el campo. Como se ha dicho, hacer de entrenadores a partido pasado es muy fácil. Y quejarse en el mes de abril o mayo de que los jugadores están "fundidos" físicamente también-

Próximo partido del FC Barcelona

La Liga | Jornada 34
Villarreal
FC Barcelona

Villarreal CF - FC Barcelona

Domingo, 5 de julio de 2020 22:00h
Estadio de la Cerámica
Calendario FC Barcelona
Hoy destacamos

Lo más leído