Los jugadores del Barça celebran un gol contra el Real Valladolid en LaLiga

UNA VICTORIA AJUSTADA

El 1x1 de los jugadores del Barça contra el Real Valladolid

Publicación:12/07/2020 - 01:25h

Actualización:12/07/2020 - 01:25h

El FC Barcelona se impuso en su duelo contra el Real Valladolid en la Jornada 36 de LaLiga 2019-20. Este es el 1x1 de los jugadores en el enfrentamiento en el Estadio José Zorrilla

Entradas para los partidos del FC Barcelona

El FC Barcelona sigue aplazando la sentencia matemática de LaLiga, y este sábado repitió ganando por la mínima al Real Valladolid. Los catalanes no quieren dejarle el título en bandeja de plata al Real Madrid y presionaron imponiéndose en el José Zorrilla, donde tras un gran comienzo que hacía presagiar una goleada a favor, se hizo valer una renta escasa que estuvo en peligro con la reacción de los blanquivioletas.

El primer tiempo en Pucela tuvo color azulgrana, pero hubo más ocasiones que puntería. La enésima asistencia mágica de Leo Messi la quiso corresponder Arturo Vidal con una definición a la altura, y tras un control orientado, soltó un latigazo que tocó en el poste antes de besar las redes. El problema fue que no se amplió la ventaja cuando tocaba, y Antoine Griezmann, Riqui Puig o Nélson Semedo perdonaron oportunidades que quedaron enterradas entre su desacierto y el buen hacer de Jordi Masip, que siempre demuestra su calidad cuando se mide a su ex equipo.

En la reanudación, las tropas de Sergio González dieron un paso adelante, y agobiaron a un rival que lamentó no haber rematado la faena. Alguna ocasión aislada pudo resolver -el cancerbero le sacó a Messi su habitual tiro libre a la escuadra-, pero quien tuvo más trabajo fue Marc-André ter Stegen, que se multiplicó para responder a varios intentos peligrosos de unos vallisoletanos que nunca se dieron por vencidos. Esta es una valoración del rendimiento de los 15 futbolistas que estuvieron sobre el césped en la Jornada 36 de LaLiga:

El análisis 1x1 del Barça contra el Valladolid

  • Quique Setién: Atrevido. El técnico volvió a dar un giro a su alineación y le salió casi perfecto. Con dos delanteros por dentro y Arturo Vidal liberado, los laterales, que jugaron prácticamente de extremos -a descatar el partidazo de Semedo- fueron una tortura para la zaga local. Con su equipo yendo de más a menos, le costó más reaccionar tras el descanso, e hizo algunos cambios más por proteger a sus futbolistas que por asegurar los tres puntos. Da la sensación de que, con LaLiga tan complicada, ya está pensando en la Champions League.
  • Marc-André ter Stegen: Impresionante. Aunque en la mayoría de sus actuaciones hay una intervención salvadora, no deja de impresionar lo completo que es y cómo domina todos los registros. Un uno contra uno fallido fue el único intento de los pucelanos en los primeros 45 minutos, pero en los siguientes brilló desviando un testarazo de Enes Ünal y tapando un remate a bocajarro de Sandro Ramírez.
  • Nélson Semedo: Desatado. Por momentos parecía que el Barça jugaba con un 3-3-4, y el lisboeta disfrutó muchísimo jugando de extremo. No sólo se notó en sus sensaciones, sino también en las ocasiones generadas. Tuvo un gol en un disparo potente que sacó Masip y le regaló otro a Antoine Griezmann, que falló en la definición cuando lo tenía todo para marcar. En la reanudación perdió profundidad y se dedicó a defender.
  • Gerard Piqué: Líder. El barcelonés es, con permiso de Leo Messi y Ter Stegen, el alma de este equipo, y lo demuestra haciendo su trabajo y dando siempre un poco más. Dio salida al balón, despejó todo lo que se acercaba al área e incluso fue víctima de un penalti claro que Mateu Lahoz y el VAR enviaron al limbo. Muchos le acusaron hace unas semanas, pero está claro qué hubiera sucedido de haber vestido de blanco.
  • Clément Lenglet: Constante. El de Beauvais funciona como una máquina bien engrasada, ya que no se complica y no hace demasiado ruido pero siempre cumple sin rechistar. Apenas tuvo errores y sigue confirmando el descubrimiento de una no tan nueva pareja para el eje de la zaga. Sobre la hora de partido el entrenador le retiró para que la amarilla que había recibido no le ocasionara problemas.
  • Jordi Alba: Cansado. Al de L'Hospitalet de Llobregat le fue bien que los culés cargaran el juego por la derecha en la primera mitad, porque en las últimas jornadas se ha visto que acaba los encuentros con la gasolina justa. Tuvo más trabajo en un segundo tiempo en el que estuvo más liberado en lo ofensivo, pero en el que también le tocó aplicarse atrás. Recibió amarilla por protestar el penalti a Piqué y acabó jugando por delante de Junior Firpo en un doble lateral que Setién está probando con relativa frecuencia.
  • Arturo Vidal: Incombustible. El de San Joaquín no es un centrocampista habitual en el Barça, pero hoy por hoy es uno de los más necesarios. Es un pulmón para un conjunto que no va sobrado de fuerzas, y además de machacarse en defensa, en ataque y en todas las parcelas del juego tiene gol, algo que no está a la altura de cualquiera. Hizo buena una asistencia de Messi con otro golazo que vale su peso en oro.
  • Sergio Busquets: Dosificado. El de Badia está agradeciendo que el míster haya encontrado la clave para arroparle, ya que el rombo de la medular hace que no se resienta el ataque pero a la vez blinda la sala de máquinas, lo que se traduce en menos sufrimiento defensivo. Siempre ofrece la salida ideal para cualquiera de sus compañeros, y a falta de un cuarto de hora le tocó marcharse al banquillo para descansar.
  • Sergi Roberto: Comodín. El de Reus ha dejado de ser un lateral que en ocasiones juega de centrocampista para ser un centrocampisya que en ocasiones juega de lateral, lo que siempre fue hasta su reconversión. Empezó blindando el costado derecho y después se desplazó hacia la izquierda, confirmando, un día más, que lo de la defensa es un experimento y que debe ser importante en su posición habitual.
  • Riqui Puig: Creciente. Al de Matadepera le dijeron que debía mejorar en defensa, y le ha puesto el empeño necesario para hacerse un hueco en el once. Ahora que el equipo agradece su visión de juego y su desparpajo y verticalidad en la distribución de balón, le toca aplicarse en el remate, ya que dispuso de varias ocasiones en las que le faltó un extra de tranquilidad y picardía. A sus 20 años, su potencial es ilusionante.
  • Leo Messi: Director. Al de Rosario le ha pasado factura el confinamiento, pero va tan sobrado que aun así es capaz de ser decisivo. En esta ocasión, dio un paso atrás y cedió protagonismo a sus compañeros, aunque dirigió el juego y lanzó la asistencia ganadora para Arturo Vidal. Si tiene el margen suficiente para volver a asumir responsabilidades, el Barça tendrá opciones serias de levantar la Champions.
  • Antoine Griezmann: Alarmante. El de Macon dio algunos sustos en Valladolid, primero por su falta de puntería y después porque Setién reveló que le cambió al descanso porque sufría molestias. Abortó una oportunidad clara porque debió ser más egoísta, perdonó inexplicablemente un pase de la muerte de Semedo, y en otra asistencia de Riqui Puig, fue Masip quien le frustró cuando sólo le faltaba empujar el cuero.
  • Luis Suárez: Espeso. El de Salto recibió un descanso pero fue llamado a filas por los problemas que sufrió Griezmann. Su entrada al terreno de juego coincidió con el bajón de un Barça que perdió peso en ataque, y esta vez no pudo marcar diferencias. Estuvo espeso, tanto en la combinación como en la toma de decisiones.
  • Ivan Rakitic: Destructor. El de Möhlin reemplazó a Riqui Puig y no pudo cumplir con su papel de todoterreno, ya que los blanquivioletas dieron un paso al frente y le obligaron a achicar agua. Se desgastó en los exigentes minutos finales.
  • Ronald Araújo: Exigido. El de Rivera sustituyó al amonestado Lenglet y vio como el trabajo se multiplicaba por momentos. Sigue sumando experiencia junto a Piqué y no desentona, aunque lo pasó peor cuando Enes Ünal y Hervías empezaron a poner a prueba a la defensa barcelonista.
  • Junior Firpo: Recurso. El de Santo Domingo juega poco en su posición habitual -lateral izquierdo-, y cuando lo hace, pocas veces es para cubrir al desgastado Jordi Alba. En esta ocasión Setién volvió a apostar por un doble lateral con el hispano-dominicano limitado a la defensa.

Próximo partido del FC Barcelona

Champions League | Vuelta
FC Barcelona
Nápoles

FC Barcelona - Nápoles

Sábado, 8 de agosto de 2020 21:00h
Estadio Camp Nou
Calendario FC Barcelona
Hoy destacamos

Lo más leído