Los jugadores del Barça celebran un gol contra el Villarreal en LaLiga

GRAN VICTORIA Y GRANDES SENSACIONES

El 1x1 de los jugadores del Barça contra el Villarreal

Publicación:6/07/2020 - 08:30h

Actualización:12/07/2020 - 00:35h

El FC Barcelona se impuso en su duelo contra el Villarreal en la Jornada 34 de LaLiga 2019-20. Este es el 1x1 de los jugadores en el enfrentamiento en el Estadio de la Cerámica

Entradas para los partidos del FC Barcelona

El FC Barcelona tiene dificilísimo el título de LaLiga, pero recuperó la sonrisa con una exhibición ante el Villarreal. Los catalanes ven como el Real Madrid se mantiene fuera de alcance a base de polémicas y VAR, pero les queda el consuelo de que su propio rendimiento ha llegado a donde debería haber estado en los últimos meses. De cara a lo que queda y a la Champions League, esta es sin duda la mejor de las noticias.

El primer tiempo en el Estadio de la Cerámica tuvo claro color azulgrana. Quique Setién retocó la alineación y atinó con varios movimientos clave, como situar a Leo Messi de media punta, dar libertad a Antoine Griezmann como delantero en la derecha o devolver a Sergi Roberto al interior izquierdo. La recompensa fue tal que los culés maniataron a un adversario que sólo mostró los dientes en alguna contra aislada.

Los tantos de Pau Torres en propia, Luis Suárez y Griezmann pusieron el triunfo muy de cara, y los visitantes se dedicaron a gestionar su ventaja tras el descanso. Los cambios de Javier Calleja le dieron oxígeno al 'submarino amarillo', pero no el suficiente como para inquietar a Marc-André ter Stegen. Ni siquiera el carrusel de sustituciones desordenó a la escuadra barcelonista, que sentenció con el enésimo chispazo de calidad de Ansu Fati. Esta es una valoración del rendimiento de los 16 futbolistas que estuvieron sobre el césped en la Jornada 34 de LaLiga:

El análisis 1x1 del Barça contra el Villarreal

  • Quique Setién: Reforzado. El técnico estaba en el punto de mira por los rumores sobre una posible destitución, pero se sacó la presión de encima de forma excepcional. El lavado de cara permite soñar a la afición y ha dejado contentos a muchos de sus pupilos, cuya aportación ha aumentado al colocarles en su puesto ideal. La reacción, además, llegó contra uno de los equipos más en forma tras la reanudación del curso.
  • Marc-André ter Stegen: Castigado. Sólo la mala fortuna impidió que el de Mönchengladbach se llevara otra portería a cero. Sus intervenciones fueron magníficas y dejó otro paradón a Carlos Bacca, pero las tablas momentáneas llegaron tras otra jugada en la que no pudo parar del todo a Santi Cazorla y Gerard Moreno le fusiló tras el rechace. Con los pies sigue siendo un seguro para un Barça que manda con la posesión.
  • Nélson Semedo: Exigido. El Villarreal tenía claro que su espalda era un punto a explotar en sus ataques, y eso lo obligó a relajarse en las aventuras ofensivas y a dedicarse casi exclusivamente a la defensa. El de Lisboa lo pasó mal por la acumulación de talento de los 'groguets' en su carril, pero gracias a la ayuda de sus compañeros consiguió no perderse en demasiados apuros.
  • Gerard Piqué: Multiplicado. El barcelonés volvió a demostrar que es capaz de ser muy protagonista en un solo encuentro. Se multiplicó para ayudar a los suyos atrás y adelante y pudo inquietar a Sergio Asenjo, aunque agradeció también que Paco Alcácer se retirara por lesión. Pese a hacerse el loco en la entrevista post-partido, todos vieron su gesto irónico cuando el VAR le anuló un gol a Leo Messi.
  • Clément Lenglet: Responsable. El de Beauvais tuvo algún exceso de confianza que solucionar con varias reacciones a tiempo, pero en general estuvo en su línea. El galo no hace ruido pero siempre se agradece su trabajo, porque aparece en el sitio indicado y en el momento justo. Pocas veces desentona y muchos compañeros agradecen que les cubra las espaldas con su sobriedad y solvencia.
  • Jordi Alba: Pasador. Al de L'Hospitalet de Llobregat se le había visto cansado en sus últimas apariciones, pero en esta ocasión recuperó su fuelle y atrevimiento habitual. No rechazó el desafío constante de un Samu Chukwueze al que logró contener, y además dio un pase clave en el primer tanto del enfrentamiento -que Pau Torres anotó en propia meta- y en el último, que resolvió Ansu Fati con una acción individual.
  • Arturo Vidal: Intenso. El de San Joaquín volvió a vaciarse físicamente con un trabajo indispensable para la medular barcelonista, pero le faltó algo de temple en las jugadas decisivas. No tuvo problemas para integrarse en el juego de combinación y toque pero, además de estrellarse en Asenjo en varias oportunidades claras, salió en la foto del duelo por un fuera de juego que privó a Messi de aumentar su cuenta anotadora.
  • Sergio Busquets: Arropado. El de Badia sufre en compromisos de ritmo alto, pero cuando está arropado y es el Barça el que lleva la iniciativa, su rendimiento se ve potenciado. Con el 'rey' a un lado, un mejorado Sergi Roberto al otro y Leo Messi bastante cerca unos metros por delante lo tuvo más fácil, y se dedicó a mover el esférico en una segunda mitad con más tranquilidad para ambos aspirantes.
  • Sergi Roberto: Mejorado. El de Reus reconoció en una entrevista lo que se pudo ver sobre el césped, y es que su actuación como interior izquierdo fue excelente porque la disfrutó en todo momento. Su catálogo de recursos se amplía a pierna cambiada, donde tiene más opciones que arrancar o darla hacia atrás. Combinó a la perfección con todos y alargó su buena noche en su regreso al lateral, aunque su asistencia para Leo Messi no valió porque el VAR anuló el tanto del argentino.
  • Leo Messi: Dominador. Los críticos intentan incomodarle acusándole por su falta de gol, pero la superiordad del futbolista de Rosario es tal que no necesita marcar siempre para ser el mejor del mundo. Dirigió al Barça centrando su posición en la media punta, y eso le sirvió para regalar asistencias a Luis Suárez y Antoine Griezmann. Si se fue de vacío fue por un fuera de juego justito de Arturo Vidal y porque la madera y Sergio Asenjo se multiplicaron para frenar sus intentos. No necesitó acelerar al máximo para manejar el ritmo a su antojo.
  • Luis Suárez: Creciente. Se dice que el de Salto todavía no está al máximo, pero por momentos es un ariete que marca diferencias para los azulgrana. Estuvo peleón, generoso y atinado, ya que no desperdició un pase de Messi para apuntarse un golazo. Antes de descansar unos minutos pudo llevarse alguna diana más, pero su exceso de compañerismo y de preciosismo le pasaron factura.
  • Antoine Griezmann: Liberado. El de Macon jugó el partido que todos los culés querían ver desde su fichaje. No había brillado ni en la banda ni en el centro hasta este domingo, con Suárez a su lado y Messi por detrás. Tuvo libertad para moverse y la aprovechó, incomodando a Pau en el gol en propia y anotando uno de bella factura. Este puede ser un punto de inflexión para que llegue su esperada explosión en el Camp Nou.
  • Riqui Puig: Efervescente. Al de Matadepera le tocó descansar, pero se entregó en la media hora que le regaló Setién. Trabaja de forma incansable cuando no tiene la bola, y cuando esta pasa por sus pies, siempre elige la opción adecuada. Desequilibra con sólo moverse y aporta la chispa necesaria para evitar que el toque, toque y toque sea demasiado plano.
  • Ivan Rakitic: Fiable. Salió para aportar trabajo y se limitó a cumplir su papel sin estridencias. En un duelo que todos daban por resuelto, brilló más en recuperación y destrucción que en la creación, ya que el ritmo había bajado demasiado en el tramo final del choque.
  • Ansu Fati: Prometedor. El de Guinea-Bissau ha visto reducido su protagonismo, pero aprovecha a la perfección los minutos que tiene. Esta vez fue una tortura a la espalda de la defensa del Villarreal, y le dio la noche a un Raúl Albiol al que le tocaba salir a taparle. En una de sus escapadas, encaró a su marcador y sin siquiera mirar a puerta, soltó un latigazo que se convirtió en el 1-4.
  • Martin Braithwaite: Continuista. El de Esbjerg ocupó el sitio de Griezmann y estuvo a la altura del campeón del mundo. No se complicó a la hora de repartir juego y tuvo cerca el gol en dos ocasiones, pero Asenjo le ganó la partida en sus dos intentos..
  • Ronald Araújo: Concentrado. El de Rivera apenas tuvo que contener los últimos coletazos del Villarreal, pero hizo gala de su concentración y fiabilidad habituales. Chukwueze amenazó la retaguardia barcelonista pero ni el uruguayo ni sus compañeros se dejaron intimidar.

Próximo partido del FC Barcelona

Champions League | Ida
FC Barcelona
Bayern Munich

FC Barcelona - Bayern Munich

Viernes, 14 de agosto de 2020 21:00h
Estadio Camp Nou
Calendario FC Barcelona
Hoy destacamos

Lo más leído