Leo Messi celebra un gol con el FC Barcelona

XAVI TENDRÍA QUE TOMAR DECISIONES

¿Cambio de sistema y damnificados? Así encajaría Leo Messi en el Barça de Xavi

Publicación:24/02/2023 - 12:59h

Actualización:24/02/2023 - 12:59h

El regreso de Leo Messi al FC Barcelona es una opción muy real y por eso conviene hablar de cómo afectaría su vuelta al equipo. ¿Tendría algún damnificado? ¿Tendrá que cambiar Xavi de sistema para incluirle en el XI? Hay muchas preguntas por resolver y en 'FCBN' vamos a intentar contestar a todas ellas

Ver calendario del FC Barcelona

La vuelta de Leo Messi al FC Barcelona es una opción más real que nunca. Después de bastante tiempo en los que daba la sensación de que volver a ver al astro argentino con la camiseta azulgrana era casi imposible, ahora las tornas han cambiado. El '10' ya no tiene nada claro renovar con el Paris Saint-Germain y le ha abierto una puerta al equipo de su vida de cara a este verano.

La conocida reunión entre Jorge, el padre del 'crack', y Joan Laporta, ha sido la primera toma de contacto para limar asperezas entre ambas partes después de muchos meses tensos. El 'cabreo' inicial de los Messi cuando el presidente no pudo renovarle en 2021 y el atacante tuvo que hacer las maletas ha dejado paso al perdón. Esto ni mucho menos quiere decir que el internacional por Argentina esté cerca, ya que es una operación compleja, pero ahora sí hay una posibilidad de volver a verle en el Camp Nou.

Su regreso va a depender sobre todo del 'Fair Play' del que disponga el Barça de cara al curso que viene. Aunque parece que Leo estaría dispuesto a rebajarse el sueldo para regresar, seguiría siendo un salario elevado que el club aún no sabe si va a poder pagar. Los próximos meses serán fundamentales para saber si este fichaje será viable o no. Pero mientras tanto, hay que hablar de cómo podría afectarle al cuadro barcelonista futbolísticamente la llegada de su 'Mesías'.

Pese al reciente 'KO' en la Europa League, el enésimo europeo de los culés, Xavi Hernández está consiguiendo devolverle el fútbol, la ilusión, el estilo y la competitividad al equipo. El entrenador de Terrassa está apostando en partidos grandes por una especie de 4-4-2 con cuatro centrocampistas puros, un extremo y un delantero centro, sin dejar de lado el 4-3-3 más clásico para otros tantos encuentros de Liga.

Leo Messi y Xavi Hernández en Barcelona
Leo Messi y Xavi Hernández posan con un trofeo en el Camp Nou

Pero la vuelta de Messi podría tener que hacer que el egarense cambie su formación para incluirle en el once. El argentino podría adaptarse tanto al 4-3-3 en derecha como al sistema con cuatro medios, siendo él una especie de segundo delantero por detrás de Robert Lewandowski, cayendo más hacia la derecha. No obstante, su capacidad defensiva dista mucho de ser la de Raphina, Dembélé o Ferran Torres, que son los jugadores que más están jugando por ese costado.

Messi, decisivo en ataque y un problema atrás

Leo sigue siendo uno de los mejores con balón, pero si antaño ya trabajaba poco sin él, ahora eso es aún más significativo. Al aún jugador del PSG no se le puede pedir a estas alturas de su carrera que baje con su marcar a defender y eso es un problema. Con un 4-4-2 esto podría taparse siendo el centrocampista que juegue por derecha quien ayude al lateral, pero eso podría descompensar al equipo, ya que el medio que jugase más tirado a la izquierda debería hacer las ayudas al carrilero zurdo, por lo que el equipo se quedaría con solo dos mediocampistas para defender el centro y socorrer a los centrales.

Sin embargo, pese a todo, el sistema con cuatro centrocampistas es a día de hoy el que más favorecería a Leo y el que más taparía su bajo desempeño ofensivo. Pedri, Gavi y Frenkie de Jong tienen fondo y juventud suficiente para poder cubrir los espacios a los que no llegue Messi. Sergio Busquets, que si volviera el de Rosario es casi seguro que renovaría, quizás podría sufrir más si tiene que abarcar más campo. Por ello, la presencia del argentino podría suponer la suplencia de 'Busi' en partidos 'grandes', con Frenkie en su lugar y Franck Kessié, Sergi Roberto u otro medio que pueda llegar ocupando el interior.

En el Paris Saint-Germain queda claro cada vez que Lionel comparte delantera con Kylian Mbappé y Neymar Jr en un duelo de altura en Champions que la convivencia del flamante campeón del mundo argentino con otros dos atacantes de súper élite hace al equipo menos competitivo que en un 4-4-2. En ese caso, ni él ni Neymar ni Mbappé tienen por costumbre bajar demasiado a ayudar en defensa, algo que perjudica al equipo y que hace más difícil ser competitivo.

Teniendo en cuenta lo explicado, en el Barça Messi podría repetir una línea de ataque algo similar con Lewandowski de '9', Ousmane Dembélé en la izquierda y él en derecha. 'Dembouz' es más sacrificado que Neymar y que Mbappé, y 'Lewy' es un 'killer' que nada tiene que ver con Kylian, pero aún así un 4-4-3 con los 36 años que tendrá para entonces Leo no parece la mejor formación para competir de tú a tú contra clubes de élite. En Liga, en el día a día, ese sistema podría seguir dándole al Barcelona muchísimas victorias, pero en Europa sería otro 'cantar'.

Messi dejaría varios damnificados en la delantera

Si el 4-3-3 queda descartado para los días grandes, hay que hablar de los futbolistas que se verían arrinconados con la vuelta del rosarino. Dembélé, si renueva, algo que es más que probable, seguiría siendo titularísimo cuando Xavi salga con tres atacantes, que será muchos días. Sin embargo, Raphinha, Ferran Torres y Ansu Fati sí verían claramente reducidos sus minutos y sus roles.

Raphinha y Ansu Fati celebran un gol
Raphinha celebra un gol con Ansu

En el caso del brasileño, que en principio seguirá la próxima temporada, su papel sería el de suplente de Messi. El ex del Leeds no ha rendido cuando Xavi le ha puesto en la izquierda, al contrario que Dembélé, que destaca en ambas bandas. Por lo tanto, sus opciones de ser titular disminuirían considerablemente y podría pasar a ser uno de los grandes revulsivos desde el banquillo.

Ferran y Ansu, que hoy por hoy tienen un papel secundario en el Barça, se pelearían a 'priori' por ser el recambio de 'Dembouz' en la izquierda. El 'perdedor' entre ambos pasaría a ser el cuarto extremo y podría tener un rol bastante residual. Por suerte, los dos son soluciones para relevar a Lewandowski por el centro, pero si el Barcelona ficha un '9' suplente, algo que parece ser una prioridad para la entidad, uno de los dos se quedaría sin un sitio fijo en la plantilla.

Messi potenciaría a Lewandowski y Dembélé

No obstante, pese a los retoques y cambios que tendría que hacer Xavi, no hay que olvidar que Leo subiría el nivel ofensivo del Barça, además de darle ese 'plus' de experiencia y el gen ganador que siempre ha tenido. Con él como pasador, Lewandowski mejoraría aún más sus registros y el propio Dembélé podría subir al siguiente nivel con él a su lado, ahora que por fin está empezando a marcar goles. 

El escenario perfecto sería que el entrenador catalán consiguiera que el 4-3-3 con dos extremos funcionase de forma regular. Esto facilitaría muchísimo la gestión de sus recursos y conseguiría no tener que disminuir de forma tan drástica los minutos del resto de atacantes. Ahí está la clave de la integración ideal del rosarino a este nuevo Barcelona. Parece una misión difícil, pero ni mucho menos imposible, exactamente igual que su fichaje.

 

 

Próximo partido del FC Barcelona

Pretemporada | Jornada 1
FC Barcelona
Manchester City

FC Barcelona - Manchester City

Martes, 30 de julio de 2024 Horario sin especificar
Camping World Satdium
Comprar entradas
Calendario FC Barcelona
Hoy destacamos

Lo más leído