Crónica del Chelsea-FC Barcelona de la ida de octavos de Champions

LEO MESSI IGUALÓ EL GOL DE WILLIAN

Messi redime a un Barça que jugó con fuego en Londres (1-1)

Publicación:20/02/2018 - 22:37h

Actualización:22/02/2018 - 01:40h

Por primera vez en su carrera, Leo Messi penetró en la fortaleza del Chelsea, y lo hizo en el mejor momento para el FC Barcelona. El argentino igualó en la única rendija el gol de Willian que hizo temblar a los culés, dejando el pase a merced del Camp Nou

Entradas para los partidos del FC Barcelona

El FC Barcelona jugó con fuego en Inglaterra, y no se quemó porque aprovechó la única rendija que le dejó un tremendo adversario. Este Chelsea no fue el que se deshace en la Premier, sino uno que pretende, con sus medios, llegar muy lejos en la Champions. A una apuesta tan conservadora como atrevida le dio la razón Willian, pero cuando todo parecía cuesta arriba, Andrés Iniesta recogió un regalo y se lo puso en las botas a Leo Messi, un futbolista que nunca perdona. Con el 1-1 la ventaja es azulgrana, pero será el Camp Nou el que decida.

La batalla inicial sobre el incómodo césped londinese quedó en tablas por escasos centímetros, los que le faltaron a un Willian que llegaba como 'tapado' y superó a un Eden Hazard que partía como líder 'blue'. Antonio Conte anuló a su adversario colocando tres centrales y dos carrileros, y Ernesto Valverde no pudo contestar porque no le funcionaron sus laterales ni tampoco la magia de sus 'jugones'.

El partido empezó al contrario de lo que todos esperaban, con los 'blues' mandando y arrinconando a unos culés que intentaban hacerse con la posesión. Tras varios intentos imprecisos locales, los visitantes se quedaron con el cuero, pero el problema fue que durante muchos minutos no supieron qué hacer con él. Su juego fue demasiado plano por su falta de acierto y por los méritos rivales, en un tablero de ajedrez en el que se movían muy pocas fichas.

Porque más allá de un cabezazo del sacrificado Paulinho, menos incisivo que de costumbre, el Barça no apareció por la portería de Thibaut Courtois, y los que sí frecuentaron la de Marc-André Ter Stegen fueron los ingleses. Llegaron pocas veces, pero todas ellas llevaron sensación de peligro, con Willian desatado y cortando como un cuchillo a una defensa que pareció demasiado lenta. El brasileño hizo temblar a los catalanes y a los palos, con dos jugadas en las que se echó el balón largo y mandó sendos trallazos a la madera.

Messi rompe la maldición 

El guión apenas cambió en la segunda mitad, en la que si acaso los hombres de Ernesto Valverde le pusieron algo más de ímpetu. Sin oportunides peligrosas, lo que llegó primero fue el susto, por una grave falta de atención frente a una acción que se repitió en numerosas ocasiones. Como se suele decir, tanto va el cántaro a la fuente...

Porque en esta ocasión fue un córner que llegó de milagro para el Chelsea lo que pudo complicar la clasificación, con una jugada ensayada que consistió en apenas un par de pases seguidos. El balón le llegó al inspirado Willian, que no cambió lo que ya le había funcionado. Desplazamiento a la derecha para abrirse espacio, remate seco y raso... Y gol.

Se ponía muy cuesta arriba la clasificación para el Barça, que tenía a un rival dispuesto a hacerle sangre a la contra y ni siquiera había hecho un rasguño en su coraza, pero en uno de los pocos errores defensivos de los británicos, sin duda el peor, llegó una salvación que, como el saque de esquina, llegó casi llovida del cielo. Justo empezaba a funcionar el carril de Jordi Alba, pero no fue necesario.

Andreas Christensen se vio muy solo en la banda frente a la presión de los culés, y metió un pase al centro que fue mortal. Entre los jugadores que dudaron y los que no llegaron apareció Iniesta, con una carrera de veinteañero, para poner el balón al borde del área con un regalo que Leo Messi envolvió y decoró con un lazoLa maldición desapareció de un plumazo y el pase pareció mucho más llano de lo esperado.

Conscientes de que dadas las circunstancias se podían dar por contentos, los catalanes dieron un paso atrás para tratar de guardar la ropa. El intercambio de golpes hasta en el cuarto de hora final no dejó demasiadas alegrías, porque nadie quería perder en un minuto lo que había costado tanto amarrar. Al final el Chelsea quedó sin premio por una efectividad de la que siempre ha hecho gala, y el Barça descubrió que en la Champions, a veces con sobrevivir le vale. Para ganar hará falta mucho más, pero para jugar bien siempre hay tiempo. De momento la ventaja es lo que cuenta.

Ficha técnica del partido: Chelsea-FC Barcelona 1-1

Chelsea FC: Courtois; Azpilicueta, Christensen, Rudiger; Moses, Kante, Fábregas (Drinkwater, min 84), Alonso; Willian, Hazard, Pedro (Morata, min 83).

FC Barcelona: Ter Stegen; Sergi Roberto, Piqué, Umtiti, Jordi Alba; Rakitic, Busquets, Iniesta (André Gomes, min 91), Paulinho (Aleix Vidal, min 63); Suárez y Messi.

Goles del partido: 1-0 Willian (min 62), 1-1 Messi (min 75).

Árbitro: Cüneyt Çakir.

Incidencias: Partido correspondiente a la ida de octavos de la Champions League.

Noticias destacadas del Chelsea-FC Barcelona 1-1

Próximo partido: FC Barcelona-Girona (jornada 25 de la Liga Santander).

Próximo partido del FC Barcelona

Champions League | Vuelta
FC Barcelona
Nápoles

FC Barcelona - Nápoles

Lunes, 1 de junio de 2020 Horario sin especificar
Estadio Camp Nou
Comprar entradas
Calendario FC Barcelona
Hoy destacamos

Lo más leído